BDM

“Le daremos nivel a nuestro básquet”

Ricardo Oyarce, presidente de la FBPM, habló en un mano a mano con el sitio oficial del básquet de Mendoza.

“Creo que después de las elecciones se ha producido un movimiento muy grande con la llegada de Enrique Tolcachier y todo lo que ello ha generado dentro del básquet doméstico. Han sido cambios muy positivos; se está tratando de trabajar en función de mejorar la calidad, de mantener mayor inclusión en distintos ámbitos de nuestra provincia y creo que han sido meses muy movidos a pesar de que enero, este enero, ha sido distinto con muy poco receso por lo menos para nosotros en todo lo que es la parte organizativa y esperemos que esto vaya dando sus frutos a través de este año y que estos procesos se vean reflejados en la mejora principalmente.”, explica Oyarce.

Además, el máximo mandatario de la FBPM aseguró que “lo más importante es el trabajo que se está haciendo con Enrique, que propone muchas cosas, creo que es una persona que está siempre proponiendo, está tirando ideas; y bueno hay que estar al lado de él más allá de que él sea generador permanente de ideas, también hay que estar trabajando para que esas ideas puedan seguir plasmándose. Creo que eso es lo más importante de lo que tiene la gestión. Tiene que haber alguien que sea un propulsor de ideas, también tiene que estar alrededor de una cantidad de gente y estamento para que esas ideas puedan florecer puedan pujar principalmente.”

“Yo creo que los miedos a los cambios van a existir siempre, los miedos a los cambios se producen en forma normal, natural, si uno se pone a ver todos los cambios que ha sufrido no sólo el básquet sino también cualquier sociedad. Por eso me parece que es dentro de la normalidad. Yo me acuerdo cuando se empezó a jugar con el reloj de 24, fue un ataque de nervios que tenían todos los dirigentes y se jugó con el reloj de los 24. Después estuvo el cambio del reloj de 24 a 14 y de eso también produjo trastorno En la liga nacional creo que fueron 4 o 5 equipos que perdieron los puntos el primer partido, entonces yo creo que estos cambios tienen que ir acompañados con paciencia principalmente y también con firmeza de que los cambios se van a realizar y tener la certeza de que nos van a llevar a producir un mejor deporte, una mayor inclusión y una mayor calidad.”

“El dirigente tiene que entender también de estar en el lugar del dirigente; también tiene que luchar día a día con los costos que le va a llevar poner un equipo en cancha. Obviamente que los cambios que nosotros estamos proponiendo también tienen que estar ligados específicamente a que la gente vuelva a concurrir a la cancha, pueda estar en la cancha mucho más tiempo, lo que va a producir que el dirigente pueda tener posibilidades de recaudar más y que estos gastos no los superen.”

“En los cambios hay que trabajar mucho con el tema de gestión. Nosotros también nos planteamos los mismos problemas que tienen los dirigentes de los clubes, nosotros lo tenemos con las selecciones que tienen que concurrir a un argentino. La Federación tiene un equipo igual que los equipos que tienen los clubes menos mini y pre mini, entonces sabemos lo que es luchar contra los costos. Creo que este año mi percepción es que vamos a tener mucha más cantidad de público que en los anteriores por lo que se está generando; yo fui a ver el partido del Instituto De Paolis cuando se hizo el homenaje a Francisco Rey y vi mucha cantidad de gente. Entonces creo que se está generando un movimiento donde vamos a tener mayor cantidad de gente y quizás estos costos se puedan ir aplacando. Por ahora los dirigentes tienen que pensar en un trabajo de gestión mucho más importante como lo venimos haciendo nosotros. Por ahí uno lo plantea de hacer un viaje hasta el Calafate y parece una locura, se empieza a gestionar y las opciones empiezan a aparecer”.

“Yo creo que el tema estadístico en este momento hoy va a ser incluirnos lisa y llanamente en el mundo. Acá hay situaciones muy claras y que al jugador de Mendoza, que va a jugar una Superliga, no lo conocen. Vamos a darle nivel a nuestro básquet. Mendoza, si uno ve el mapa basquetbolístico argentino está totalmente aislado. No hay una estrecha relación con lo que puede ser el litoral, donde los jugadores se conocen más, donde tienen realmente un conocimiento por parte de los entrenadores. Acá los jugadores no se conocen. Estuve en Buenos Aires en Obras Sanitarias, nos invitó su presidente, Fabián Borro; fuimos a ver el partido de la liga de desarrollo: Ferro contra Obras. Se acercó en un momento Nico Casalanguida y me preguntó puntualmente por un jugador de Mendoza, me preguntó que no lo conocía y que le habían dado buenas referencias, que había visto en las estadísticas lo bien que había andado en el campeonato argentino U 17, pero que no lo conocían. La estadística es parte del básquet y buscaremos que esto trascienda. Nosotros tenemos que abrir hacia los demás, no sólo para nosotros y así el básquet de Mendoza va a ser conocido en cualquier lado.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: