BDM

Lo que dejó el Nivel I

Transcurrida la fase regular, analizamos el rendimiento de los ocho equipos participantes del Nivel I.

Después de dos meses de competencia, las cosas en el Nivel I quedaron más o menos claras, y sin grandes sorpresas. Dos equipos como Murialdo (11-3) y Atlético San Martín (10-4) sobre encima del resto y un Banco Mendoza-que en los papeles previos era candidato a estar quizás un escalón más arriba, por el fuerte movimiento en el mercado que hizo con la llegada de un norteamericano. Pero analicemos detalladamente lo que dejaron estas fechas, en la segunda categoría del básquet mendocino.

El elenco de calle Bandera de Los Andes, se adueñó de la primera posición de la tabla en la cuarta fecha, y salvo tres caídas (dos ante su escolta), no encontró dificultades. Defensa fuerte (fue el equipo menos goleado con un promedio de 64 puntos), plantel largo (el rendimiento de los chicos lo obligó a Sergio Pedemonte a jugar nunca con menos de 10), y aprovechar la velocidad de sus perimetrales, la clave de este Murialdo. La lesión de uno de sus puntos altos, Giuliano Ponti, no le cambió la ecuación al “Canario”. Nueve son las victorias consecutivas, con las cuales terminó la fase regular un juvenil equipo, donde el base Pablo Furlanetto, fue la voz silenciosa dentro de cada juego (14,25 puntos de promedio).

Atlético Club San Martín, el otro que avanzó directo a semifinales,  también se mantuvo en los lugares de vanguardia. Salvo algunas lagunas luego del cambio de entrenador, volvió a recuperar el tren y el cierre lo encontró jugando un nivel superlativo. La gran apuesta de los dos extranjeros, le pagó en cada fecha tanto dentro como fuera de la cancha (promedio alto de público) y además, se le sumó, Ramiro Espinoza. Por todo esto, los de Sebastián Bruno fueron el equipo más goleador: 82 puntos.

Los de Chacras de Coria comenzaron con cuatro cachetadas al hilo, presentó la renuncia su entrenador-no aceptada-, le ganó a Murialdo en el Doctor Francisco Reig y a partir de ahí levantó para acomodarse tercero.  Igual como decíamos  en el inicio, las apuestas eran otras en la previa. La experiencia de Anthony Joshep (la principal carta), Adrián Juri, Roberto Becerra, Marcelo Carrión y Lucas Ilgevichus, más la juventud de Marcos Giménez-Ignacio Chimeno, le dio sus dividendos a Nicolás Reig. “Apostamos a mantener el plantel del ascenso”, había dicho en su momento, el director técnico de un equipo que las expulsiones y el no ser un plantel extenso, le jugaron una mala pasada. Igual, se llevaron el tercer puesto.

El panorama de San Carlos (4°), General San Martín (5°) y Obras (6°), puede ser visto bajo la misma lupa. Los tres alternaron buenas y malas, lo que los llevó a terminar con un record en tablas (7-7). En el caso de los de Valle Uco (a los cuales se les hizo cuesta arriba ganar de visitante: sólo en dos veces tuvo puntaje perfecto en esa condición), lo favoreció en el triple empate los resultados con los otros dos competidores y tuvo como estandarte a  Gerónimo Fernández Chavez.  Y General San Martín, que apostó a un grupo de la casa, logró un juego sólido en manos de Cornejo, Spoliansky y OrzechowskI aunque sufrieron caídas inesperadas en los cierres de los matchs. (Banco Mendoza, San Carlos, Honor y Patria, por mencionar algunos ejemplos). Por su parte, Obras se acomodó un poco en el último tramo y terminó dando un gran batacazo, al vencer a Banco Mendoza, equipo al cual ahora lo enfrentará en los cruces de playoffs.

Honor y Patria, es otro de los casos raros de este Nivel I. Luego de un buen comienzo, inclusive en el Torneo Vendimia, cayó de manera inesperada en su rendimiento colectivo y llegó a siete caídas al hilo. Sobre el final, las apariciones individuales de Antonio Vargas, Federico Riba y Nicolás Scalise, lo salvaron de jugar la reválida.

Y por último, UNCuyo, nunca pudo estar completo (lesiones, expulsiones y temas de estudio), lo terminaron condenando al último lugar con solo dos victorias y doce derrotas. Los de Vázquez ahora deberán medir suerte con un elenco del Nivel II, división que todavía no termina su participación.

Pasada la fase regular, empieza lo más atractivo: los playoffs. Está todo dicho. ¿Quiénes lograron quedarse con los dos ascensos directos? Hagan sus apuestas. El Nivel I, siempre paga.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: