BDM

Luna de Sayanca

El Club Social Manuel Sayanca recibirá de la Subsecretaría de Deportes un importante subsidio. 

Como en aquella película hermosa llamada “Luna de Avellaneda” de Juan Manuel Campanella de 2004, hoy Mendoza apuesta a recuperar uno de los clubes más emblemáticos del básquetbol mendocino. Aquel drama trataba nada menos que la problemática de los clubes de barrio, las peripecias de sus dirigentes para llevar adelante el proyecto, los sin sabores de los menos ayudados, aunque siempre sostenido por el amor incondicional de un grupo de gente.

El club Sayanca fue eso durante muchos años hasta que no resistió más los azotes de la vida misma. Hoy se piensa en el resurgir de aquel gigante dormido. Esta oportunidad nos llena de orgullo a todos los que habitamos esta provincia y nos abre el corazón una vez más, con la ilusión de volver a creer.

“Hay que recuperar Sayanca. Es una de mis metas para este nuevo mandato”, con estas precisas palabras se refería al Club Social Manuel Sayanca, el presidente de la FBPM, Ricardo Oyarce. Y de este pedido se hizo propio, el subsecretario de Deportes de la Provincia de Mendoza, prof. Federico Chiapetta. Entendía que no cabía otra opción que “refuncionalizar esta vieja Institución mendocina”;  de esta forma otorgará un primer apoyo económico de 400.000 pesos.

Durante muchos años se golpearon puertas con el objetivo de sacar adelante a Sayanca y siempre se hizo oido sordo al reclamo, hasta que la buena predisposición de Chiapetta y el trabajo colectivo de toda la Subsecretaría lograron conseguir los frutos. 

“Es de vital importancia para contener a cientos de chicos dentro del básquet con un plan integral”, subrayó Federico Chiapetta.

Es que el Club Manuel Sayanca ha sido siempre una gloriosa entidad del básquetbol mendocino. Épocas de oro, campeonatos, e innumerables actividades extra deportivas; los bailes una vez por mes, eran el evento que esperaba todo el barrio.

Nació hacia 1932 en la escuela del mismo nombre, que ubicaba en la calle Pedro Molina casi Avenida Mitre de Guaymallén. En 1934 el club incorporó a sus actividades el básquetbol, que se convirtió en su deporte más importante….”, según las páginas del Diario Los Andes del año 2012.

Y tras años que estuvo en el abismo, ahora está por resurgir.

¡Bienvenido Club Manuel Sayanca nuevamente! ¡El básquetbol, y toda una comunidad, te esperaba!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: