BDM

“No daban ni dos pesos por nosotros”

Nicolás Reig, uno de los DT más ganadores del último tiempo, habló de todo. 

“No vine a San Rafael a pasear, sino a ganar”, con estas sencillas y claras palabras, se presentaba en Huracán allá por el frío julio, el entrenador, Nicolás Reig. “El Nico”, uno de los entrenadores más ganadores de Mendoza, se ponía por delante una dura misión: devolverle el lugar al “Globo” del Sur; no le importarían los casi 230 kilómetros que debería viajar ni los días que debería sacrificar. “Cuando me propongo algo, siempre trato de cumplirlo”, comenzaría diciendo Reig en este mano a mano con la web de la FBPM.

Fiel a su estilo, le dio una clara impronta a este Huracán, que en forma silenciosa, y sin ser uno de los principales candidatos, se fue metiendo de lleno en los primeros puestos, posición que obtuvo en la décima tercera fecha y luego no dejó más. Con un grupo de jugadores del club, y la mayoría del sur provincial, a base de buen básquetbol,  coraje por momentos, y una idea clara que bajó desde la cabeza, el equipo de Pueblo Diamante, culminaría con un récord total de 20-6. Impresionante.

Transcurrido algunos días de la consagración y ascenso al Nivel 1, dialogamos con él sobre lo que fueron estos meses en Huracán, en los cuales selló su séptimo salto de categoría (Obras, Junín, De Paolis, Banco Mendoza).

-¿Qué sentís?

-Es una alegría muy grande no solo en lo personal sino también en lo grupal. Se acercó mucha gente a colaborar en este tiempo. Pizzaro y Moreyra que estuvieron al pie de la letra y me cumplieron en todo lo que hablé desde el principio. Federico Martos muchas veces tuvo que dirigir el entrenamiento porque a veces se me hacía complicado. Sabíamos que no éramos candidatos. No nos daban dos pesos. Mucha gente y hasta amigos míos me decían que no podían creer que estuviera jugando una final. Mi objetivo era llegar a estar entre los 4 mejores. Fue un proyecto hermoso que se venía hablando hace un tiempo. En el Apertura no pude agarrar por el tiempo.

-¿Y por qué ahora sí?

-En el Clausura les prometí que sí. Asumí el compromiso y el 15 de julio estaba allá. Entrenamos siempre en doble turno. Venían muy caídos porque no tenían cancha propia. Les comentó que la localía no se regalaba. En el club hoy tenemos gimnasio, agua caliente, jirafas nuevas.  Me moví por San Rafael y General Alvear haciendo un scouting y buscando jugadores. Lo volví loco al “Pollo” Morales para que se sumara; se unió muy bien.

“Creo que los jugadores han dado lo máximo. Hay mucho cariño por la camiseta. Hay que estar acá, y darse cuenta lo que es viajar casi 25 veces a Mendoza”.

-¿Qué otros cambios se han dado en Huracán?

-Se ha trabajado mucho en el U17. Laburé mucho en la cancha y en lo psicológico. Le ganamos a Argentino en el clásico provincial, y les ganamos luego de mucho tiempo en la categoría. Esto habla de todo el proyecto.

-Te saco unos minutos del Globo, ¿cuál es tu conclusión sobre el año con Banco Mendoza, tu “hijo”?

-Con Banco Mendoza, nos encontramos que se fueron tres jugadores. Demostramos que con cariño por la camiseta, se puede. Le arrebatamos los 34 partidos invictos a Macabi. Apostamos a mantenernos en la categoría en este Clausura. Muy agradecido a la gente de Huracán y a la gente de Banco Mendoza.

-¿Cómo ves el básquetbol de San Rafael siendo parte del mismo?

-En San Rafael tener dos equipos en el Nivel 1 es muy importante. Ojalá este proyecto se siga manteniendo. Está bueno para el Sur. Abajo viene una linda camada.

“Huracán es una familia”.

-¿Vas a seguir con el equipo?

-Voy a seguir ligado de alguna forma con Huracán. No se si como entrenador o ayudando. Me encantaría seguir con Huracán, es difícil pero no imposible. Ya veremos los pasos a seguir. Darte una versión de lo que voy a ser yo, es complicado.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: