BDM

“Estamos con un proyecto serio”

Así expresó Luis Salas, presidente de la Asociación de San Rafael, en esta rica entrevista. 

500 chicos participando. 11 clubes. Los números hablan por sí solo de esta nueva gestión interina de Luis Salas a cargo de la Asociación de San Rafael. Y a él fuimos a buscar, para conocer en profundidad el presente del básquetbol del sur, y los objetivos para el 2018. Pasen y lean a un actor protagónico de esta buena actualidad, que siempre estuvo ligado al deporte de la naranja.

-¿Desde cuándo estás como presidente de la Asociación?

-Soy presidente interino desde hace 1 año. Con la nueva comisión ordenamos la Asociación para poder empezar a crecer. En mayo se va a hacer el llamado a elecciones coincidente con el cierre de ejercicio de la Asociación.

-¿Qué te llevó a acercarte?

-En gran parte por tener genes de dirigente (mi viejo y mi abuelo lo eran), y el objetivo fundamental que resurgiera en básquet en el sur. También influyó sobre mi “Pocho” Mattacotta, ex presidente a quien le agradezco ser mi guía durante mis comienzos.

-¿Cómo es un día a día tuyo? ¿Le dedicas muchas horas a la Asociación?

-Es complicado porque en mi caso trabajo por la mañana y la tarde, más una carrera universitaria (Marketing) que estoy terminando, y atender a los clubes que tienen problemas a resolver, más obligaciones familiares, pero en fin, la pasión puede más y trato de tener la agenda al día.

“Estamos mucho mejor, sobre todo en la base de jugadores que creció con la vuelta al básquet de varias instituciones, que no fue casualidad, sino que presentamos un proyecto serio y realizable, charlando con cada institución”.

-Finalizaron un gran 2017 en distintos aspectos. Tuvieron torneos desde Minibásquetbol hasta Primera, hubo acciones sociales y se creó la Asociación de Árbitros, lo que habla de un proyecto serio. ¿Cómo fueron llegando a todo esto? Porque se nota a las claras de un proyecto serio y sostenido.

-Si, como te comentaba, trazamos varios objetivos, y además de hacer básquet, la ASBRI tenía que volver a posicionarse como institución social, así que con bajo perfil ayudamos a un chico que debía viajar a Buenos Aires para operarse, y luego hicimos una campaña para juntar zapatillas de básquet, logrando que chicos de bajos recursos tuviesen calzados apropiados para la competencia. En todos los casos, ver esas caras felices, no tiene precio, la verdad fue muy conmovedor. En cuanto a los árbitros, tuvimos la gran colaboración de Mauricio Castillo, árbitro de General Alvear, a quien le propusimos la Coordinación de los árbitros del sur, así que la parte arbitral comenzó a obtener seriedad, y ahora son designados por un responsable que también está avalado por el Colegio de Árbitros de Mendoza. Falta trabajar más sobre la capacitación, pero ahora contamos con 10 árbitros en formación, más los experimentados de Alvear.

“Nos hemos equivocados pero eso nos permitió aprender y buscar por ejemplo un modelo de torneo que se acerque a nuestra realidad”.

-¿Cuáles serán los planes para el presente año? ¿Los principales desafíos?

-Mejorar en la calidad de los torneos y en la cantidad de partidos de formativas. Este año planeamos hacer un encuentro de Mini por mes como mínimo, que es la categoría que todos los asociados tienen. Crecer con el básquet femenino, que para ello se va a formar una Subcomisión y se va a competir en Mendoza. Competir en los torneos provinciales de U13, U15 y U17 con las selecciones ASBRI (jugadores de San Rafael, General Alvear y Malargüe). También estamos evaluando la posibilidad de un campus.

-Tras este año de gestión, ¿cuáles son las cosas positivas que vos considerás fundamentales?

-Pasar de 4 clubes a 11 integrando la Asociación habla de que logramos que entendieran que la Asociación la componen los clubes y ellos son los motores principales. La Comisión Directiva propone cosas y ejecuta, pero ellos tienen voz y voto. Haber hecho desaparecer la violencia de los partidos. Siempre hicimos hincapié en ser rivales, no enemigos. Como anécdota, en la final de primera se hicieron túneles entre los equipos para felicitarse en la premiación y los chicos entendieron rápidamente el mensaje, cada uno festejó y a seguir adelante.

-¿Cuál es la principal problemática con la que se encuentran los clubes en San Rafael? ¿Es el tema de los traslados?  

-Si, como nunca, este año viene complicado en lo económico, por eso es que diseñamos un torneo en 2 zonas para que no tengan que viajar mucho los chicos. Es decir, la distancia es un gran problema, aún inclusive para el torneo local. Acá se viaja a Monte Coman, a Real del Padre y a 4 clubes de General Alvear, por lo que también tiene sus costos la movilidad. Para los que juegan en Federación los transportes a Mendoza oscilan entre $7000 y $8000. Pero bueno, cada club se ajusta a los requerimientos de cada torneo si quiere participar. Otro problema es que los clubes no tiene planteles profesionales porque no los pueden sostener económicamente, es decir no se refuerzan, así que con los chicos formados en el club, que le ponen todo el esfuerzo, van y compiten con equipos que si pueden invertir en jugadores y técnicos de trayectoria. A nosotros lo que nos complica localmente es programarle a clubes que viajan a jugar a Federación, pero hacemos un esfuerzo entre todos para no desvalorizar nuestro torneo y cumplir con la programación.

-¿Cómo ves al básquetbol argentino? ¿Seguís juegos por TV?

-Tiene un gran crecimiento y lo de los clubes mendocinos que están en el Federal es muy meritorio. Pero veo más partidos de NBA, sobre todo disfrutando del final de la carrera de “Manu” (Ginóbili), que es un tipo de otro planeta.

-¿Y qué opinión tenes de esta gestión de la FBPM?

-Con Federación estamos bien porque Ricardo vio que las cosas estaban cambiando, así que nos apoyó en muchas decisiones, y nosotros trabajamos en forma independiente pero a la vez verticalmente con la presidencia de la FBPM. Por ejemplo al año pasado hemos homologado el tema pases de jugadores y empezamos a hacer los FNU de los chicos de la ASBRI. También nos apoyó para que no quedaran afuera equipos del sur y se pudieran jugar en torneos provinciales. Es difícil coordinar los torneos para tantos equipos y niveles, por lo que puede haber errores, pero las críticas se deben hacer puertas adentro, participando de las asambleas y sumando ideas. Es muy fácil quejarse sentado desde la tribuna. Hay que comprometerse más como dirigente. Como dice un conocido dicho, “los hombres pasan pero las instituciones quedan”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: