BDM

En Rivadavia con perfume de mujer

El deporte no tiene sexo, el sexo contiene todos los deportes, el deporte respeta a todos los sexos, y se agiganta cuando las mujeres son  protagonistas,  situación no tan fácil de asumir e incorporar naturalmente en nuestra cultura.

 

Al igual que en el mundial de fútbol femenino, las chicas nos sorprendieron, pero además hay muchas mujeres,  grupos y equipos  en nuestro departamento que nos sorprenden, haciendo en caso que el deporte local  tenga “perfume de mujer”,  estamos hablando  de Rivadavia Le Pick And Roll al Básquet Femenino con técnica, garra y corazón.

Se terminaron las noches del Poli, donde la cancha se llenaba, donde aparecía una joven barra bulliciosa conformada sólo por pibes, alentando al Naranja en el nacional y provincial, pero las instancias hicieron que nos quedáramos sin el pan y sin la torta. Así, pocos percibieron la presencia de “ellas”, las “pibas” que hoy nos han dado la alegría de un campeonato, ese que no pudimos conseguir con ellos, y esto no es queja ni reclamo, es lo que es.

Ellas siempre estuvieron ahí, en un silencio, trabajando y entrenando, con un grito contenido esperando el momento para estallar, levantando temperatura en invierno y en el sur provincial. No es poca cosa este logro deportivo envuelto de valores, disciplina, encuentro, amistad, vínculos, compromiso, afectos y tantos calificativos más  potenciados.

¿Cuántos dobles se habrán perdido cerca del aro

que te habrás querido dar con la cabeza en el piso?

¿Cuántas faltas dadas sin sentido,

otorgando muchos segundos al lamento.

¿Cuántos pases perdidos y tragabas bronca?

¿Cuántas veces perdiste el rumbo del partido?

Pero ahí estaban todas

Ofreciendo la mirada justa y necesaria

Dando la palmada de apoyo y resignificado

Gritando muchos grito de avance y conquista de puntos.

Porque con la otra somos el grupo y el equipo

Con todas somos lo que somos

Somos las chicas, las pibas,

Somos las “laydis” del básquetbol de Rivadavia

Que ahora tiene ¡perfume de mujer!

¡Gracias Laura, Josefina, Emilia, Jimena, Martina,

Luisina, Belén, Florencia, Inés, Julieta y Rita!

Adolfo Lanzavecchia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: