BDM

Formosa y Corrientes juegan la final

En un partido vibrante Formosa derrotó a Santa Fe por 104-95 y jugará la final ante Corrientes, que superó a Buenos Aires 81 a 75, en ambos partidos de semifinal del  Argentino que finalizará este domingo en la capital formoseña.

.

Con un marco que no se había vivido hasta el momento en el estadio Cincuentenario, se llevaron a cabo las semifinales. Con la gente apoyando y alentando, Formosa se enfrentó a Santa Fe por el segundo turno de las semifinales.

El primer tiempo tuvo un gran nivel por parte de ambos. Cada uno eligió su arma predilecta para el ataque. Los santafesinos optaron por la pintura y se la coparon a su rival (6/13); en cambio los formoseños probaron 11 veces del perímetro, pero solo convirtieron 2. Fue un cuarto de mucha paridad, ya que la máxima apenas llegó a ser de 3 para los locales que, con una bomba en la última bola, pusieron en tablas el resultado para irse 21-21 al primer descanso.

En el segundo capítulo, Formosa mejoró en todos los aspectos. Defensivamente solo le concedió cinco tiros desde la zona pintada a su oponente, que se le cerró el aro desde 6,75 (0/7); ofensivamente mejoró la efectividad en este último ítem y subió el goleo a 30. Un parcial de 17-3 haría que la paridad desapareciera. Santa Fe, desconcertado, no logró recuperarse del golpe y se retiró 14 abajo al vestuario con un marcador de 51-37. Su principal vía de ataque fue la línea, ya que de ahí convirtió 10 puntos.

Los santafesinos salieron con otra entereza a disputar el tercer segmento. Tuvo, nuevamente, a la línea como mejor arma y a Pablo Meccoli y Andrés Jaime en un gran nivel. A esto se le sumó la baja del goleo formoseño, ya que volvió a intentar desde tercera dimensión y no tuvo muchos aciertos (3/12). Sin grandes rachas, la provincia de la bota fue recortando diferencias y con un triple en la última pelota se puso a 8.

En los últimos 10 minutos cada equipo tuvo un protagonista: los locales a Alexis Elsener anotando 17 puntos y poniéndose al hombro el equipo gracias a toda su experiencia; en cambio su rival contó con un impecable Jaime que convirtió 16 puntos y con tan solo 19 años le dio la esperanza a Santa Fe de poder remontar el partido. Formosa dejó de intentar desde el perímetro, se enfocó en la pintura y superó la línea de los 30 unidadees, al igual que su oponente. Faltando segundos, los santafesinos se colocaron 5 tantos por debajo y soñaron con empatar o hasta dar vuelta el encuentro. Sin embargo, dos pases de campo a campo a Facundo González le pusieron el punto final al partido y los anfitriones clasificaron a la final por 104-95.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: